Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

22/05/2024

¿Alguna vez te preguntaste qué es el ojo seco?

Es una condición crónica que implica que a la superficie del ojo le falta lubricación y humectación debido a la menor producción o inestabilidad de las lágrimas. Los ojos necesitan lágrimas para estar saludables y sin molestias, por eso el ojo seco produce daño en la superficie ocular.

Existen diferentes tipos de ojo seco: evaporativo, acuodeficiente, inflamatorio, neuropático y neurotrófico.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?
El ojo seco se genera cuando:

  • No se produce la cantidad suficiente de lágrimas,
  • Se producen lágrimas de mala calidad.
  • La película lagrimal está formada por diferentes capas, una mucosa, otra acuosa y otra lipídica, las cuales deben estar en proporción y cantidad adecuada para que la superficie ocular esté debidamente protegida.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Algunos síntomas son:

  • Sensación de arenilla.
  • Picazón y ardor.
  • Visión borrosa.
  • Ojo rojo.
  • Lagrimeo.
  • Irritación.
  • Dolor ocular.
  • Sensibilidad a la luz.

En casos avanzados puede producir queratitis (inflamación de la córnea) o úlceras corneales.

¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS?

El tratamiento depende de la causa del ojo seco y de las características de cada paciente. Es importante que la persona que sufre de ojo seco modifique el ambiente y la alimentación, use lágrimas artificiales y mantenga una higiene de los párpados. Además, pueden ser una opción los antiinflamatorios o antibióticos tópicos o vía oral, siempre bajo prescripción del especialista.

Dr. Guillermo Magnano