Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

22/05/2024

Conocerse, pedir ayuda y superarse: los pasos de la resiliencia

¿Somos lo que superamos? En el quinto capítulo de El origen de las especies, Darwin (1859) dijo: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

Si bien el científico se refería al proceso milenario de la evolución, nos sirve para pensar en cómo afrontamos las adversidades y el efecto que produce en nuestra identidad.

¿Qué es la resiliencia?

En psicología, se llama resiliencia a la capacidad que tiene una persona para adaptarse a las situaciones adversas con resultados positivos. No es una característica que se encuentra en nuestros genes, sino que aprendemos a desarrollarla mediante el autoconocimiento.

Para ello, debemos ser capaces de reconocer nuestras habilidades, en qué nos destacamos, cuáles son nuestras potencialidades. De esta manera podemos generar confianza y también lograr aceptar nuestras limitaciones: lo que cuesta, lo que precisa de otras personas, lo que no gusta.

Una vez que admitimos que necesitamos ayuda, generamos un compromiso que provoca cambios positivos.

La resiliencia nos permite soñar con los pies en la tierra. Cuando estamos pasando momentos difíciles tenemos que planificar acciones resilientes: aceptar nuestras limitaciones, perdonar los errores, pedir ayuda y volver a levantarse.

Con terapia profesional y una buena dosis de amor familiar, fraternal o romántico, nos alejamos de la zona del dolor y podemos ocuparnos en sanar. Con resiliencia podemos avanzar y que la vida no se detenga.

Lic. Cecilia Nelli

Mat. 888