Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

Dormir bien no debería ser tan difícil: 10 tips para conciliar el sueño

Tener sueño y dormir bien son, en teoría, partes de un proceso que no debería darse sin mayores complicaciones. Sin embargo, a veces más, a veces menos, es difícil conciliar el sueño o mantenerlo durante la noche.

Aunque nos hayamos “cansado” lo suficiente durante el día, dormirse puede requerir un poco de voluntad para la mayoría de las personas. El estilo de vida moderno, que trae mucho estrés y estímulos diversos, combinado con el uso incesante de tecnología, desafía los principios básicos de la biología humana.

Esto es, más que nada, la exposición a ciclos regulares de luz y oscuridad que indican a nuestro cuerpo cuándo tiene que estar activo y cuándo no. Por lo tanto, para descansar bien debemos respetar los ritmos del organismo; darle suficiente luz solar durante el día, reducir la artificial durante la noche, y mantener hábitos saludables.

10 recomendaciones para conciliar el sueño

  1. Incorporar actividad física de manera regular, preferentemente durante las horas de sol.
  2. Dejar de tomar bebidas estimulantes como el té, café, mate y gaseosas al menos 3 horas antes de acostarse.
  3. No ingerir alcohol ni alimentos azucarados o picantes en la cena.
  4. Armarse una rutina para acostarse y levantarse con horarios y actividades similares.
  5. Evitar usar la cama para otra cosa que no sea dormir o mantener relaciones sexuales.
  6. No dormir siestas de más de 45 minutos.
  7. Utilizar ropa de dormir cómoda y acogedora.
  8. Eliminar el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir (celular, televisor, e-book) y dejarlos en otro ambiente de la casa.
  9. Generar un ambiente relajante con temperatura agradable, sin ruidos ni luces (por lo menos ninguna muy fría ni intensa).
  10. Incorporar acciones que inducen al sueño.

¿Cuáles son las técnicas para dormirse más rápido?

Si bien es fundamental acatar todas las recomendaciones para tener una buena higiene del sueño, existen algunas técnicas específicas acelerar el proceso una vez que nos metemos a la cama.

El objetivo es distraer a la parte consciente de nuestro cerebro y mantenerlo ocupado. Por ejemplo, el famoso truco de contar ovejitas, o repasar los colores en otro idioma, o recitar la letra de una canción.

Por último, son altamente efectivos los auto-masajes faciales, la meditación y la respiración consciente y profunda.

Estilo Country.