Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

Este año decorá tu casa por fuera y por dentro

La naturaleza nos regala una de las herramientas decorativas más valiosas para nuestro hogar: las piedras y rocas. Utilizadas en múltiples combinaciones y con diversos usos, constituyen un revestimiento de excelencia para embellecer nuestros espacios externos e internos.

Si buscamos que nuestra vivienda muestre elegancia y fortaleza, las piedras decorativas en paredes y el suelo son ideales para embellecer la fachada, manteniendo el nexo con la naturaleza del patio o jardín.

Los adoquines pórfidos son una opción duradera y versátil para utilizar en los pisos, ya que ofrecen la posibilidad de explorar distintos colores, texturas y tramas. Son perfectos para rampas y superficies con pendiente en general por su cualidad antideslizante, y muy utilizados en veredas, patios, escaleras y jardines.

El diseño con piedra natural en muros permite obtener ambientes cálidos combinando matices y relieves originales, dando un efecto rústico pero moderno a todos los hogares.

Principalmente, este tipo de revestimientos posee un gran nivel de aislamiento térmico y acústico, lo que mantendrá una temperatura agradable en el interior durante todo el año y una verdadera sensación de refugio.

Por otro lado, la piedra natural es un material que resiste muy bien a una gran variedad de condiciones como el desgaste, los golpes, los rayones, los cambios de temperatura y humedad, y más. Esto significa que requiere menor mantenimiento y dura mucho

más sin necesidad de ser reemplazado, porque no se deteriora fácilmente.

Además, no dañan al medio ambiente porque son completamente orgánicas. También se pueden extraer y reutilizar en otro proyecto, en el caso de querer sustituirlas.

Sin dudas, el revestimiento de piedra es una opción moderna y ecológica para decorar el exterior de nuestro hogar.

La Pedrera.