Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

Hablemos de óleo…

Óleo es un método pictórico muy utilizado en la historia del arte que se emplea desde hace muchos años.

Una de las características más salientes de pintar al óleo es su secado, porque lleva mucho tiempo. Se emplean pigmentos mezclados con aglutinantes que están compuestos por aceites que aportan fluidez al ser utilizados. Este recurso admite que se entremezclan las tonalidades entre sí, logrando pinceladas muy particulares, que le permite al pintor reflejar su impronta personal en lo que quiere transmitir. Así, como las tinturas se mantienen húmedas, es posible combinarlas sobre la obra, con diferentes coloraciones, matices y gradaciones.

En contrapartida, cuando se abusa en su empleo para determinados trazos, la paciencia termina siendo la mayor virtud del artista, debido a la espera para poder seguir con su creación, ya que las delineaciones pueden empastarse y hasta los mismos colores pueden opacarse al perderse los tonos originales.

Distinto es el acrílico, surgido en el siglo XX, el cual se seca en minutos. Se trabaja con espátula, y se logran buenas combinaciones de colores y texturas. Pero ello no ocurre al trabajar en plano con pincel, ya que no se logran los mismos resultados que con el óleo, porque no aporta la misma versatilidad en los trazados.

En relación con la acuarela, por ejemplo, la mancha que colocamos en el papel una vez aplicada no se puede modificar. Pero el estilo que se logra con ésta, es único, aunque se necesita una gran destreza con esta técnica para lograr buenos resultados.

En conclusión, trabajar en óleo aporta muchos beneficios. El más saliente es que es factible retocar, revestir y cubrir defectos e imperfecciones detectados posteriormente sin mayores inconvenientes. El acrílico logra el mismo cometido, pero su virtud es el secado casi instantáneo.

Muchas veces me preguntan si estas técnicas al ser más dúctiles son mejores que otras. Yo siempre les respondo que no hay procedimientos mejores o peores, sino simplemente que son distintos. Cada uno tiene sus particularidades que lo hacen más atractivo conforme a lo que el artista quiere expresar y a los medios que quiere utilizar. Existen otras técnicas para aplicar que también son muy empleadas como el pastel, la tinta china, la aerografía, entre otras. Incluso surgieron en estos tiempos técnicas mixtas que combinan varias de éstas y que son interesantes por los resultados que se pueden obtener.

Pero una de las mayores ventajas, y motivo por el cual es elegido el óleo desde el renacimiento, es que está comprobado que sus colores se conservan durante siglos. Es por eso que una obra de arte realizada con este material tan noble, tiene en general un gran valor cuando es reconocida, pues su perdurabilidad asegura la vigencia a lo largo de los años.

Loli Molinas.