Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

Laminado de cejas: la nueva técnica que es furor en redes

“Las cejas son el marco del rostro”. ¿Cuántas veces escuchamos esta expresión? Si bien las tendencias en forma, grosor y cuidados pueden variar, lo cierto es que las cejas están tomando un papel más protagónico en el maquillaje, las rutinas de skincare, los centros de estética y, cómo no, los quirófanos.

Entre las variadas opciones existentes para tener las cejas perfectas, un tratamiento específico es furor en todo el mundo: el laminado. Si bien la moda en cuanto a maquillaje fue variando en los últimos años, la búsqueda de cejas pobladas y saludables llegó para quedarse.

El microblading, el nanoblading, la micropigmentación y la henna para cejas, son tratamientos semipermanentes que, según cómo sea la materia prima inicial, darán forma y volumen a nuestras cejas por meses. Sin embargo, estas opciones pueden ser muy costosas o simplemente, innecesarias.

El laminado de cejas es una técnica de origen ruso que les da una forma fija y uniforme durante un período prolongado de tiempo. Logra que el vello duro y rebelde o fino y caído se mantenga en el lugar que queremos, dándole a nuestra mirada un aspecto natural y prolijo.

¿Cómo se realiza?

El proceso comienza pintando las cejas con un químico que hace que cada vello sea más moldeable, permitiendo que tomen una forma distinta. Luego de un tiempito, los cabellos se peinan hacia arriba y se aplica un fijador que las mantendrá firmes con un mejor grosor.

Todo el tratamiento, que generalmente es acompañado por el perfilado antes o después, no dura más de una hora y no duele nada. Las cejas no quedan fijas como si tuvieran el gel de las competencias de patín: su aspecto es super natural y como las peinamos, ¡quedan así!

¿Cuál es el resultado?

El laminado deja un aspecto peinado y de cejas más anchas, un look juvenil que puede lograrse también con maquillaje u otras técnicas. Es ideal para ahorrar tiempo en arreglarse diariamente pero no rellena huecos importantes ni tiñe el cabello.

Las 24 horas inmediatas a la realización del tratamiento no se pueden mojar las cejas ni con vapor; luego, no hay ninguna indicación extra! Esta técnica se lleva muy bien con todas las rutinas de cuidado del rostro y maquillaje.