Descarga nuestra última edición

Disfrutar de la lectura es un estilo de vida

21/05/2024

McDonald’s y Santa Fe, una historia feliz de más de 25 años

El viernes 7 de julio McDonald’s abrió las puertas de su cuarto restaurante en la ciudad de Santa Fe y el número 223 en Argentina, ubicado en Avenida Alem y Marcial Candioti, al lado de Puerto Plaza.

La nueva sucursal posee 2601 m2 cubiertos con un espacio interior apto para 130 clientes y uno exterior con 12 asientos, una zona de juegos, un área de estacionamiento para 36 autos y AutoMac (con la posibilidad de atender dos vehículos en simultáneo). Además, incluye kioscos digitales de autogestión, personalización de pedidos y cartelería digital en el menú.

Estilo Country estuvo presente en el corte de cinta para conocer a fondo los detalles de este nuevo avance gastronómico en la ciudad.

Una trayectoria feliz

El primer McDonald’s de Santa Fe arribó hace 25 años en la peatonal (San Martín 2139). Luego abrió el del Shopping Paseo del Sol, que cerró en 2008, aunque su sucursal se trasladó al shopping La Ribera, ubicado en el Puerto santafesino. Ese mismo año, se sumó una tercera sucursal también en San Martín, en la intersección con Eva Perón, con la particularidad de que este local era autoservicio.

15 años después de la última apertura, la inauguración del cuarto McDonald’s en Santa Fe reunió a políticos, personalidades destacadas, empresarios y agentes de prensa en un festejo desbordante de alegría que contó con la presencia de Eduardo Lopardo, director de Arcos Dorados Argentina, y por supuesto Hugo Pedriel, el dueño de la franquicia en la ciudad.

“El primer local fue un hito en nuestra trayectoria porque rompió todos los esquemas y se esperaba mucho a la marca — recordó Pedriel, en una entrevista exclusiva con Estilo Country — El tercer local con AutoMac fue otro momento importante porque para la gente era todo un aprendizaje, por ahí al principio la gente no iba o no entendía cómo funcionaba”.

Consultado por los momentos que marcaron a fuego la historia de McDonald’s en nuestra ciudad, el propietario mencionó a la inundación del 2003, asegurando que la empresa estuvo “muy presente ayudando a la comunidad” con la instalación de un hospital móvil que contribuyó durante esa crisis que nos marcó para siempre.

“Fueron hitos muy importantes donde la clave de esta compañía es el vínculo con la sociedad, tanto sea por el trabajo que da como por los clientes que atiende. Trabajamos todo el tiempo por lograr esa conexión porque es lo que construye el futuro, en definitiva”, reflexionó Pedriel.

El destino de McDonald’s en Santa Fe

Se estima que con esta nueva incorporación gastronómica se crearán 100 puestos de trabajo en la ciudad, particularmente de jóvenes que encuentran en sus horarios versátiles y condiciones regularizadas una oportunidad para acceder a sus primeros trabajos. “Siento un chorro enorme de energía en mi corazón y mucha emoción. La satisfacción de haber hecho algo bueno y de dejar algo bueno el día de mañana me pone muy contento”, expresó el propietario de la franquicia, orgulloso.

Y agregó: “Todo cambio y toda cosa nueva que se suma en algún lado genera impactos positivos y negativos, y considero que los impactos positivos son muy, muy importantes. Yo creo en la competencia, creo que nos hace mejores porque no significa que te quiero destruir; implica que vengo a ofrecer algo nuevo y que quizás vos también podés hacerlo mejor”.

En este sentido, Pedriel afirmó que el diálogo con Puerto Plaza, el centro comercial a cielo abierto que se ubica en la misma calle, será beneficioso para ambos negocios: “Nos vamos a estar cruzando todo el tiempo seguramente”.

Por otro lado, se refirió al nuevo look de McDonald’s, alejado de la estética del payaso que conocimos en los 90’. “Hace unos años ya la compañía empezó a definir criterios de decoración de los locales a nivel mundial, y cada región va eligiendo tipologías de diseños. Este paquete decorativo se llama Alphabet, se está usando bastante en la Argentina porque es práctico, ágil y fresco”.

Finalmente, adelantó que los locales históricos de Santa Fe serán modernizados con otros paquetes decorativos y nueva tecnología para elevarlos a estándares internacionales.